miércoles, 2 de diciembre de 2009

AL OTRO LADO DE INTERNET

Entre un sueño y otro sueño
hay sólo el "click" de un botón,
bostezo y, frunciendo el ceño,
igual que cada mañana
me tiro por la ventana
azul del ordenador.

No es fácil sentir que vives
cuando no se es más que un link,
un anónimo que escribe
comentarios en un foro,
mientras chateo y lloro
emoticonos por ti.

Y lo real
es tan virtual
que es casi igual
un amigo que un Facebook;
es cada cual
alma animal,
tan material
que se oferta por Badoo;
para bien o mal,
era digital,
bola de cristal,
viendo el mundo con Youtube.

Acechan tras las pantallas,
ajustándose el disfraz,
bienhechores y canallas,
degenerados y tímidos,
iluminados e híbridos
homínidos de ciudad.

Y aun teniendo en el Emule
cine y música a granel,
no hay nada que disimule
este insólito vacío,
hasta el porno me da frío,
píxeles sin alma y sin piel.

Nunca llegó
aquel borrón
de un lagrimón
que te enviaba en mis emails;
liquidación
de ocasión,
el corazón
se subasta en pubs y en Ebays;
qué desilusión,
cuánta frustración,
mi vida es el clon
de un perfil en Myspace.

Sin pasado y sólo un nick por carnet,
cual grito sordo lanzo hoy mi blog
a este absurdo y caótico ballet,
mientras sigue marcando mi reloj
el tiempo al otro lado de internet.

1 comentario:

Miguel L. Casellas dijo...

Este también me mola. Es que he empezado por el primero jeje, voy a ir leyéndolos todos poco a poco.

Nunca he sido de poemas, pero no se, he leído tu último y ahora este y me han gustado y me he enganchado.

¡Un Saludo!